lunes, 27 de enero de 2014

¿Te imaginas un equipo de fútbol donde de 11 personas solo se implicaran 3 cada partido y siempre los mismos?

«Puedes descubrir más de una persona en una hora de juego que en un año de conversación»   (Platón)


Esta frase tan utilizada al querer hablar sobre las virtudes de cualquier juego, es sin embargo muy poco aplicada en nuestro día a día laboral y me aventuro a decir que también en ámbitos más cercanos en los que la seriedad, el "saber estar" o los protocolos de actuación son rígidos y dejan poco espacio a la flexibilidad o incluso a lo lúdico y por tanto a lo creativo.

Desde niños aprendemos jugando, experimentando y comunicándonos a través de historias inventadas que nos llenan de sabiduría y nos acompañan de por vida.....sin embargo y al ir creciendo "curiosamente" lo que más no hacía crecer como personas es eliminado por cantidades masivas de información, conocimiento impartido de una manera tan seria y llena de normas que perdemos la frescura de "aprendizaje interior" con la que los primeros años de vida disfrutábamos tanto.

Desde luego esto no cambia cuando nos incorporamos al mundo laboral. Un ejemplo son las reuniones que habitualmente se realizan en cualquier empresa....y que me atrevo a decir que en un tanto por ciento elevado son improductivas, aburridas y donde siempre participan los mismos.


¿Te imaginas un equipo de fútbol donde de 11 personas solo se implicaran 3 cada partido y siempre los mismos?? ¿Crees que esto ocurre en tu organización? ¿En tu equipo de trabajo?

El juego es un método ancestral de socialización, desinhibición y apertura fundamental para nuestro grupo de relación y muy poco utilizado y considerado banal o fuera de lugar dentro de un ambiente laboral. 

Por eso nosotros cuando hacemos Demos del Método Lego Serious Play hablamos de un "Juego Serio" del que ya habló C.G.Jung apuntando que con el "juego llegamos fácilmente al inconsciente" y es cuando "retamos" a los participantes a que se pongan en " modo niño" sin olvidarse de que somos adultos y como tal podemos sacarle mucho aprendizaje al workshop permitiéndonos hacer consciente lo inconsciente que está dentro de cada persona.

Lego Serious Play es muy efectivo cuando existe un líder valiente y un problema complejo que resolver o bloqueado. Por eso LSP no es un juego donde solo se busque la diversión o un momento de dispersión y oxígeno laboral...es mucho más que eso, se trabaja con un objetivo claro y se juega con sentido. 

Las empresas que contratan un taller de Lego Serious Play no llegan a ser conscientes del potencial del Método hasta que están metidos de lleno en el desarrollo de uno de ellos. Podemos asegurar que el conocimiento tácito que emerge de "todos" los participantes en un solo workshop hace que fluyan soluciones que en reuniones convencionales difícilmente saldrían a la luz.

LSP ofrece una productiva manera de sacar a flote todo el potencial, talento y recursos que tu organización necesita para que "todos" estén implicados y motivados en cada partido.





0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More